lunes, 5 de enero de 2009

Los Reyes Magos


Ya me queda muy atrás lo de ser niña, pero recuerdo con mucha ilusión cuando llegaban los reyes Magos a nuestra casa. La noche anterior nos teniamos que acostar muy temprano, despues de ver la cabalgata, antes colocabamos las botitas en la ventana mis hermanos y yo; recuerdo que cerraba los ojos muy fuerte para poder dormirme antes, pero los nervios y la impaciencia apenas me dejaban dormir. Por la mañana muy temprano nos despertaban mis padres y nos volviamos locos abriendo paquetes, las botitas estaban llenas de caramelos.

Después fuí y soy madre, pero cuando mis hijos eran pequeños para mí era una gozada llevar a mis hijos para que vieran los juguetes a una gran exposición, y después de escribir la carta, y llevarlos a la cabalgata, llegaba el gran día. La historía se repetía y nos encargabamos de que se acostaran temprano, dejando sus zapatos en la ventana, y al momento todo estaba lleno de regalos con los nombre puestos: PAQUITO, MONTAÑA, PAPÁ, MAMÁ. Por la mañana temprano, les despertabamos, y empezaban a romper los papeles y a descubrir si los regalos eran los que habían pedido: El Futbolin, mira Monty, mientras ella abrazaba a la Besitos, un año tras otro, contemplabamos sus ojitos brillantes de alegría, abriendo los juguetes que los reyes magos les llevaban por ser buenos. ¡Bendita inocencia!.

Es una pena que haya muchos niños que no conozcan nada más que las bombas, en medio de guerras crueles, sin sentido, y que sean ellos las victimas inocentes.

Queridos reyes Magos, os pido que cesen las guerras, que haya paz en el mundo, y que no mueran más niños victimas del odio y de la violencia de los mayores

4 comentarios:

Montaña Hurtado Muñoz dijo...

Qué chula la besitos, pero se estropeó enseguida :(

Chely dijo...

claro, te acostaste con ella, y empezó a dar besitos hasta que se le agotaron, la achuchaste y se le estropeo el mecanismo. Un besito

Chely dijo...

Decía: ¡Cómo me gusta que me des besitos, es porque soy muy cariñosa y me gusta que me mimes! y repetía ¿Te ha gustado mi besito? Dejame que te de otro. Y así una vez y otra y y otra y otra y otra y otra y otra, y muchas más

Montaña Hurtado Muñoz dijo...

Me acuerdo, me acuerdo :)