sábado, 7 de febrero de 2009

Un día en el SEXPE

Cuando vas a la Oficina de Empleo, siempre es lo mismo. LLegas, y lo primero que haces es coger un número, miras la pantalla, y ves que tienes 30 numeros por delante, te sientas y cómo no tienes nada que hacer, sólo esperar que te llegue el turno, te dedicas a observar todo lo que allí acontece. De vez en cuando un pitido te avisa de que alguien ha terminado y ves que ya sólo te quedan 29, y así sucesivamente. Pero mientras estás esperando, ves a la persona previsora que ha cogido varios números y se dedica a dar vueltas por si alguno de los números le puede servir alguien que lo tenga más alto; a la pareja que discute porque ella dice que la culpa de la crisis es de Zapatero y él muy enfadado le dice: ¿Cómo va a tener la culpa Zapatero si hay crisis en todas partes, hasta en los Estados Unidos?, pero eso no parece que convence mucho a la mujer, que sigue insistiendo. De vez en cuando suena un móvil con una sintonía que provoca la risa de los presentes. Una gitana entrada en años se queja de la tardanza y dice: " Cuanta gente habemos sin trabajal.

Cuando te llega el turno, abres la mano y encuentras un papel arrugado y te das cuenta de que es el número, que de tanto esperar y de darlo tantas vueltas, más parece un garbanzo cuando lo pones en remojo, que el susodicho número.

¡Por fin!... La charla es breve. Ahora a esperar. Cuando sales piensas que la esperanza es lo último que se pierde.

1 comentario:

Paco Hurtado Muñoz dijo...

muy graciosa la viñeta, y muy simpático homer simpson