viernes, 1 de enero de 2010

FELIZ AÑO NUEVO


Me cuesta trabajo decir el año pasado cuando hace unas horas nos estabamos comiendo las uvas.

Hoy estrenamos año, desde hace varios días todo el mundo se felicita, se desea lo mejor para este nuevo que comienza... lo mismo de siempre.

Yo he repasado mi blog y a través de él he recordado el ya pasado 2009. En cada una de mis entradas he dejado una pequeña parte de mí, de mis circunstancias, de mis momentos mezclados con la fantasia, el humor; mis canciones favoritas, Jorge Bucay... y un montón de cosas más.

En Abril, en una entrada que titulé Momentos franciscanos recibí un comentario en ingles. Me decían que les gustaba mi blog y que se notaba el cuidado y la dedicación que ponía en mis publicaciones, algo así porque yo no sé ingles, me lo tradujeron. La verdad es que me agradó mucho, y me sorprendió que alguien en la distancia que no me conoce de nada, hubiera captado algo tan intimo de mí; porque es cierto me gusta mucho escribir y pongo mucha ilusión en cada entrada.

Mes a mes he ido reflejando algunos de mis momentos. A principios de Noviembre escribí una entrada que todavía conservo, pero que no publiqué; me hubiera encantado hacerlo, pero preferí esperar, y la espera se quedó en nada. Palabras, palabras... y al final sólo decepción. La ilusión se fue...

Uno de los recuerdos más bonitos de este ya pasado año fue nuestra visita a Toledo.

Una de las cosas que he aprendido es a ser más independiente, a no apoyarme en falsos pilares que no tienen consistencia y se derrumban cuando más los necesitas.

También he aprendido que en los buenos y malos momentos está la gente que tiene que estar.

He aprendido que a nadie le gusta escuchar la verdad, la gente prefiere que les digan lo estupendos que son.

Me quedo con la última entrada que he publicado de " El Buscador" de Jorge Bucay, que por cierto ha gustado mucho en el blog y el facebook. Nos enseña a vivir con intensidad los buenos momentos, saber valorarlos y sobre todo no desperdiciar el tiempo, nuestro tiempo en cosas y personas que no merecen la pena.

También me gusta mucho la última entrada con la que he terminado el año bloguero " El Abrazo Salvador". Puede ser un abrazo, un beso, una sonrisa, un sms, un email... A veces no nos imaginamos los efectos curativos que producen las muestras de afectividad.

4 comentarios:

Verónica dijo...

Paso a felicitarte el nuevo año.
En nuestra vida, a veces pasamos por malos momentos, pero acaban por pasar. Nos queda luego la lección que aprendimos, que si sabemos aprovecharla, nos valdrá para siempre.
Te deseo lo mejor, para tí y los tuyos.
Un besooo

Chely dijo...

Gracias. Yo también te deseo lo mejor para el año que hemos comenzado. Un beso

ARIADNA dijo...

El recuento de los años, los daños, las venturas, las desventuras... todo lo que nos deja un año¡¡¡¡
mil abrazos, felicidades hoy y siempre.

Chely dijo...

Hacemos balance y nos encontramos con muchas cosas. 365 días dan mucho de sí. Muchos besos y te deseo un año lleno de cosas hermosas.