viernes, 26 de febrero de 2010

ACTITUDES

No me gusta hablar de mi enfermedad (fibromialgia), no me gusta agobiar a los míos contandoles si me duele más o menos, pienso que es aburrido escuchar siempre lo mismo.

Es algo con lo que tengo que vivir, e intento llevarlo de la mejor manera posible.

Lo que no entiendo es que si yo que soy la afectada, tengo esa forma de encajar mi vida así, otros se empeñen en recordarme mis limitaciones, si puedo o no hacer esto o aquello.

La gente está acostumbrada al victimismo, a compadecer a los demás. Pienso que hay personas que consciente o inconscientemente se benefician de este victimismo, pero yo no soy así, y me doy cuenta de que llega a molestar que tengas una actitud positiva y que no quieras hablar ni obsesionarte con ese tema.


Hay una frase muy hermosa de la Madre Teresa de Calcuta que dice:" Que no te tengan lastima, que te tengan respeto".

No hay comentarios: