sábado, 9 de julio de 2011

MIEDOS (La vida viene a cuento)

Laura arrastra consigo, desde hace muchos años, una gran bolsa llena de miedos. A veces, durante la noche, cuando no puede dormir, todos sus miedos salen de la gran bolsa, se hinchan, crecen y llenan su mente.

Hay miedos absurdos que la angustian profundamente. El miedo a que los demás oigan los pensamientos que fabrica. El miedo a que no se vuelva a hacer de día. El miedo a que una de sus arrugas divida su cara. El miedo a que su llave deje de abrir la puerta de su casa...

El miedo a que se pueda traicionar y decir todo aquello a lo que tiene miedo y la tomen por loca... Y el miedo a no poder decir nada, porque todo lo siente frágil e inestable. Laura teme que sus miedos la asfixien y la maten las palabras.

En su bolsa hay también miedos verdaderos: el miedo a no saber quién es y el temor a saberlo; el miedo a su soledad y el temor a tener compañía; el miedo a las otras miradas y el temor a que la dejen de mirar; el miedo a soñar y el temor al vacio si deja morir sus sueños; el miedo a arriesgarse y el temor a dejarlo de intentar; el miedo a amar y el pánico a dejarse amar; el miedo a vivir y el terror a morir.


Cuando salen sus miedos de la bolsa, Laura no sabe que hacer y se agarra a sus miedos más absurdos para no enfrentarse a los miedos verdaderos..

2 comentarios:

VIVIANA FERNANDEZ dijo...

gracias chely... bellisimo tu blog... creo que es muy bueno, compartir lo que nos hace bien con otros, estas cosas son sanadoras y esencialmente nos dan la certeza que otros tambien están en la busqueda... muchas gracias... te invito a mi pagina de facebook... MOVIMIENTO PROFELICIDAD DIARIA... quizás allí puedas compartir, esto tan bello que estás haciendo... te espero.

Chely dijo...

Muchas gracias Viviana, me alegro mucho de que te guste mi blog, por supuesto que pasaré por tu página de facebook. Un abrazo