martes, 16 de agosto de 2011

RECUERDOS.

Recuerdo que cuando era pequeña veía colgado en la sala de estar, un cuadro con una mujer muy guapa, guapisisma, unos grandes ojos con pestañas enormes y una tímida sonrisa... su cabello era ondulado, peinado hacia atrás. Su cara era muy linda, con una expresión muy dulce...

Yo preguntaba quien era aquella mujer, y por qué estaba allí su retrato. Qué tenía que ver con nosotros...? Siempre se desviaba la conversación, y mi pregunta quedaba sin respuesta; así un día y otro, y otro...La curiosidad y el interés aumentaban, sobre todo porque no me explicaban el silencio.

Cuando fuí más mayor, me invitaron a las fiestas de un pueblo... me enseñaron fotos... fotos antiguas; de pronto la descubrí... allí con un grupo de amigas estaba la mujer del cuadro que había en mi casa. El corazón me dió un vuelco... era ella, no había ninguna duda.

Quien es esa señora? ahora tenía la ocasión de saberlo, de que me contaran porqué estaba en mi casa su recuerdo... Es tu tia, me dijeron... una hermana de tu madre.

Me hablaron de su belleza, de todos los pretendientes que tuvo...de las peleas que hubo por ella.

Un viaje, un amor... palabras, promesas... una boda que nunca llegó a realizarse... una maleta y el olvido...

Cuando la historia dejó de ser tabú, me contaron que estuvo de portera allí, en ese otro mundo donde viven los que mueren en vida, donde el tiempo se para... Allí se quedo su belleza, su inocencia... su bondad, su ingenuidad... su corazón roto. El conquistador, el adulador... seguiría con su vida y con su maleta olvidada... con el traje de una boda que nunca existió.

Conservo su retrato...

domingo, 14 de agosto de 2011

GRACIAS



Me alegra mucho veros ahí cómo seguidores de mi blog. Feliz verano (lo que queda) a todos

"LA CIUDAD DE LAS BESTIAS" Isabel Allende

Dicen que las comparaciones son odiosas... pero pienso que en algunos casos son inevitables; sobre todo cuando lees 2 libros del mismo autor, o autora en este caso.

Hace tiempo leí La Isla bajo el Mar, y me gustó mucho, un libro que ya comenté en su momento aquí en el blog.

Hace unos días he terminado de leer La Ciudad de las Bestias; es un libro de aventuras, fantasías... bestias , indios en la neblina, un viaje hacia lo desconocido...

Es la historia de Alex y Nadia, dos niños que junto a otros personajes inician la búsqueda de una bestia de la que todos hablan y nadie sabe si existe en realidad... pero sobre todo es una aventura sorprendente en la selva amazónica, por un territorio misterioso, donde la realidad y el sueño se mezclan y se borran.

Se transforman en Jaguar y Águila, y eso les hace más valientes, más temerarios para cumplir sus sueños, conseguir el agua de la salud, y los huevos de cristal...

Hay algo que aprenden a través de sus aventuras, y es que todo tiene un precio, y antes de recibir, hay que ofrecer lo mejor que uno tiene; Alex, la flauta de su abuelo y Nadia un talismán de la buena suerte.

En la expedición hay amigos y enemigos, traiciones, intereses para quedarse con las tierras de los indios... algo que descubren los dos muchachos.

Es un libro con mucha fantasía, y la verdad es que en algunos momentos se me ha hecho un poco pesado.

sábado, 13 de agosto de 2011

CONFIDENCIAS

Ayer estuve con Elena, hacía tiempo que no nos veiamos, ya he hablado de ella en otras ocasiones; es mi amiga... la persona que mejor me conoce, parece que nos fundimos las dos en un sólo cuerpo...

Compartimos muchas cosas... entre ellas la fibromialgia; me entiende, la entiendo... me cuenta, le cuento.

Su vida no ha sido un camino de rosas, ha ido dejando jirones a través de los días... de los años, de los momentos vividos...

Me contaba que todavía recuerda ese vacio... que se la remueve todo por dentro cuando oye a gente que no sabe; me hablaba del dolor, de las lagrimas de sangre... nunca mejor dicho... de un recuerdo, que pudo ser y no fue... que ha permanecido por muchos años en su interior... y aún permanece...

Me preguntaba ¿por qué hablan con tanta frivolidad, si no saben lo que siente una mujer por dentro? No pude contestarle, sus lagrimas eran mis lagrimas...

sábado, 6 de agosto de 2011

CAMBIOS

Intento encontrar el camino... allí, el tramo que dejé, no me acuerdo cuando...pero no lo encuentro, ya no está... Ahora sigo otro camino, hace tiempo empecé otro, y sigo esa ruta, a veces desorientada, confusa... y otras segura y decidida.

Se suele decir que no se cambia, yo digo que si, que se cambia; quien dice lo contrario, es porque no ha vivido circunstancias que lo han hecho cambiar, experiencias fuertes... para lo que no estás preparada, y cuesta... cuesta mucho ir superando etapas, dejando otras atrás... vacios, ausencias...hola y adios.

Apariencias, recuerdos, de los que no queda nada más que el momento, las sensaciones... lo demás no tiene consistencia... cambiar habitos... pensamientos... papeles que te cierran puertas... hipocresía...y cambias, claro que cambias...