sábado, 13 de agosto de 2011

CONFIDENCIAS

Ayer estuve con Elena, hacía tiempo que no nos veiamos, ya he hablado de ella en otras ocasiones; es mi amiga... la persona que mejor me conoce, parece que nos fundimos las dos en un sólo cuerpo...

Compartimos muchas cosas... entre ellas la fibromialgia; me entiende, la entiendo... me cuenta, le cuento.

Su vida no ha sido un camino de rosas, ha ido dejando jirones a través de los días... de los años, de los momentos vividos...

Me contaba que todavía recuerda ese vacio... que se la remueve todo por dentro cuando oye a gente que no sabe; me hablaba del dolor, de las lagrimas de sangre... nunca mejor dicho... de un recuerdo, que pudo ser y no fue... que ha permanecido por muchos años en su interior... y aún permanece...

Me preguntaba ¿por qué hablan con tanta frivolidad, si no saben lo que siente una mujer por dentro? No pude contestarle, sus lagrimas eran mis lagrimas...

No hay comentarios: