martes, 16 de agosto de 2011

RECUERDOS.

Recuerdo que cuando era pequeña veía colgado en la sala de estar, un cuadro con una mujer muy guapa, guapisisma, unos grandes ojos con pestañas enormes y una tímida sonrisa... su cabello era ondulado, peinado hacia atrás. Su cara era muy linda, con una expresión muy dulce...

Yo preguntaba quien era aquella mujer, y por qué estaba allí su retrato. Qué tenía que ver con nosotros...? Siempre se desviaba la conversación, y mi pregunta quedaba sin respuesta; así un día y otro, y otro...La curiosidad y el interés aumentaban, sobre todo porque no me explicaban el silencio.

Cuando fuí más mayor, me invitaron a las fiestas de un pueblo... me enseñaron fotos... fotos antiguas; de pronto la descubrí... allí con un grupo de amigas estaba la mujer del cuadro que había en mi casa. El corazón me dió un vuelco... era ella, no había ninguna duda.

Quien es esa señora? ahora tenía la ocasión de saberlo, de que me contaran porqué estaba en mi casa su recuerdo... Es tu tia, me dijeron... una hermana de tu madre.

Me hablaron de su belleza, de todos los pretendientes que tuvo...de las peleas que hubo por ella.

Un viaje, un amor... palabras, promesas... una boda que nunca llegó a realizarse... una maleta y el olvido...

Cuando la historia dejó de ser tabú, me contaron que estuvo de portera allí, en ese otro mundo donde viven los que mueren en vida, donde el tiempo se para... Allí se quedo su belleza, su inocencia... su bondad, su ingenuidad... su corazón roto. El conquistador, el adulador... seguiría con su vida y con su maleta olvidada... con el traje de una boda que nunca existió.

Conservo su retrato...

1 comentario:

October and April Handmade - María José dijo...

bonita entrada... melancolia entre renglones con el sentir de un pasado que sin ser propio marca para siempre. Enhorabuena.
Maria José (hoy residente en Bellavista)