miércoles, 30 de noviembre de 2011

DIÁLOGO ENTRE HERMANOS Jorge Bucay

-No puedo más. Me falta oxígeno, ni siquiera me puedo mover.


-Debes resistir. Esto pasará.


-No lo creo hermano. Todo ha ido empeorando en las últimas horas. Las paredes tiemblan y alrededor todo se deteriora rápidamente.


-Lo sé, pero este lugar es nuestra única posibilidad. Tienes que aguantar.


-Es que no puedo seguir así. Creo que será mejor que me deje llevar por la corriente.


-No lo hagas hermano. Si te sueltas, serás arrastrado hacia el agujero que conduce a la muerte y a la destrucción. Vamos, esfuérzate un poco más.


-Ya lo he decidido no voy a quedarme aquí esperando la muerte. Quizás si me suelto, haya otra posibilidad. Ni siquiera sabemos qué hay al otro lado...


-¿Otra posibilidad? ¿De qué hablas?. ¿Qué comerás? ¿Cómo te cuidarás de los golpes ¿Y el frío y el calor? Es una locura. Vamos, aferraté a mí.


-No. Basta ya.


Y dicho esto el más pequeño se soltó de su amarra y fue arrastrado hacia el negro agujero de lo desconocido.


Su hermano lo miró desaparecer con angustia y creyó escuchar, unos segundos después, el llanto desesperado de su hermano del otro lado del agujero.


"Pobre- pensó-, una muerte horrible..."


Afuera, su hermano lloraba hinchando sus pulmones de aire fresco.


Había nacido!!




Del libro "El Camino de la Espiritualidad"

No hay comentarios: