viernes, 6 de abril de 2012

ILUSIÓN...

Había una vez un campesino gordo y feo que se había enamorado (¿cómo no?) de una princesa hermosa y rubia... Un día, la princesa, vaya usted a saber por qué dió un beso al feo y gordo campesino...y, mágicamente, éste se transformó en un esbelto y apuesto principe.

(Por lo menos, así lo veía ella...) (Por lo menos, así se sentía él...)


del libro "Cartas para Claudia".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

es sincero y bonito, me ha encantado.

Álter alma dijo...

làstima que nada sea para siempre :)

Chely dijo...

Estoy de acuerdo con vosotros.Gracias por vuestros comentarios