jueves, 29 de noviembre de 2012

IMAGINACIÓN, ILUSIÓN, INGENIO



Hace unos dias encontré una foto de unos niños con un rustico futbolín, hoy he encontrado esta, y quiero compartirla con vosotros. 

MI BLOG UN MOTIVO DE ILUSIÓN

Mi blog supera las 100.050 visitas, cuando se hizo la captura de pantalla había 100.016. 
Cuando empecé con esta andadura, llena de ilusión, era uno de mis amantes,como he comentado varias veces, según Jorge Bucay; después ha habido circunstancias en mi vida que han hecho que lo aparcara durante un tiempo. 
He vuelto a recuperar esa ilusión, y esas 100.016 visitas son 100.016 motivos para seguir escribiendo. Muchas gracias a todos los que dedicais un ratito a mi blog.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

LA TRISTEZA Y LA FURIA



En un reino encantado donde los hombres nunca pueden llegar, o quizás donde los hombres transitan eternamente sin darse cuenta...
En un reino mágico, donde las cosas no tangibles, se vuelven concretas...
Había una vez... un estanque maravilloso.
Era una laguna de agua cristalina y pura donde nadaban peces de todos los colores existentes y donde todas las tonalidades del verde se reflejaban permanentemente...

Hasta ese estanque mágico y transparente se acercaron a bañarse haciéndose mutua compañía, la tristeza y la furia. Las dos se quitaron sus vestimentas y desnudas las dos entraron al estanque.
La furia, apurada (como siempre esta la furia), urgida -sin saber por qué- se baño rápidamente y mas rápidamente aun, salió del agua... Pero la furia es ciega, o por lo menos no distingue claramente la realidad, así que, desnuda y apurada, se puso, al salir, la primera ropa que encontró...

Y sucedió que esa ropa no era la suya, sino la de la tristeza...
Y así vestida de tristeza, la furia se fue.

Muy calma, y muy serena, dispuesta como siempre a quedarse en el lugar donde está, la tristeza terminó su baño y sin ningún apuro (o mejor dicho, sin conciencia del paso del tiempo), con pereza y lentamente, salió del estanque. En la orilla se encontró con que su ropa ya no estaba.
Como todos sabemos, si hay algo que a la tristeza no le gusta es quedar al desnudo, así que se puso la única ropa que había junto al estanque, la ropa de la furia.

Cuentan que desde entonces, muchas veces uno se encuentra con la furia, ciega, cruel, terrible y enfadada, pero si nos damos el tiempo de mirar bien, encontramos que esta furia que vemos es sólo un disfraz, y que detrás del disfraz de la furia, en realidad... está escondida la tristeza. (Jorge Bucay)

jueves, 15 de noviembre de 2012

EL EMBARGO José María Gabriel y Galán


Ahora que por desgracia, todos los días conocemos algún desahucio, he recordado esta poesia de Gabriel y Galán que mi padre nos recitaba cuando eramos pequeños, a mis hermanos y a mí. Recuerdo que era un librito, pequeño de tamaño, pero muy grande en contenido. Él nos inculcó la afición a la lectura.

Es una poesia muy hermosa, muy tierna.

Aunque el autor era salmantino de nacimiento, vivió bastantes años en Extremadura.

Señol jues, pasi usté más alanti
y que entrin tos esos,
no le dé a usté ansia
no le dé a usté mieo...

Si venís antiayel a afligila
sos tumbo a la puerta. ¡Pero ya s'ha muerto!

¡Embargal, embargal los avíos,
que aquí no hay dinero:
lo he gastao en comías pa ella
y en boticas que no le sirvieron;
y eso que me quea,
porque no me dio tiempo a vendello,
ya me está sobrando,
ya me está gediendo!

Embargal esi sacho de pico,
y esas jocis clavás en el techo,
y esa segureja
y ese cacho e liendro...
¡Jerramientas, que no quedi una!
¿Ya pa qué las quiero?

Si tuviá que ganalo pa ella,
¡cualisquiá me quitaba a mí eso!
Pero ya no quio vel esi sacho,
ni esas jocis clavás en el techo,
ni esa segureja
ni ese cacho e liendro...

¡Pero a vel, señol jues: cuidaíto
si alguno de ésos
es osao de tocali a esa cama
ondi ella s'ha muerto:
la camita ondi yo la he querío
cuando dambos estábamos güenos;
la camita ondi yo la he cuidiau,
la camita ondi estuvo su cuerpo
cuatro mesis vivo
y una nochi muerto!

¡Señol jues: que nenguno sea osao
de tocali a esa cama ni un pelo,
porque aquí lo jinco
delanti usté mesmo!

Lleváisoslo todu,
todu, menus eso,
que esas mantas tienin
suol de su cuerpo...
¡y me güelin, me güelin a ella
ca ves que las güelo!...

lunes, 12 de noviembre de 2012

CASA-MUSEO DE ANTONIO MACHADO EN SEGOVIA


MI INFANCIA SON RECUERDOS DE UN PATIO DE SEVILLA,
Y UN HUERTO CLARO DONDE MADURA EL LIMONERO; 
MI JUVENTUD, VEINTE AÑOS EN TIERRAS DE CASTILLA:
MI HISTORIA, ALGUNAS COSAS QUE RECORDAR NO QUIERO.

Me hacía mucha ilusión ver la Casa-Museo de Antonio machado en Segovia, la ciudad donde vivió desde 1.919 hasta 1.932, trece años. 

Era una mañana soleada, pero fría, hasta que no regresé a Cáceres no recuperé el calorcito de mi tierra. 

Había un zaguán con varios bichitos molestos a los que el poeta dedicó un  poema: "Vosotras las familiares, inevitables golosas, vosotras, moscas vulgares, me evocáis todas las cosas..." allí esperamos, hasta que una chica nos invitó a que subiéramos por una desgastada escalera de madera.

Entre los que esperábamos para ver la estancia, había dos niños de 8 o 9 años, uno de ellos preguntó a la chica donde estaba el poeta, ella le dijo que la gente no se va, que se queda para que la recordemos, el niño, no espero más explicaciones y le espetó: "Vamos que s'a muerto..."

Era una pensión donde Machado vivió y compartió las zonas comunes con los propietarios,y algún otro huésped; se conserva su habitación, la cama donde dormía. 

La mesa camilla donde escribía sus poemas, o quizás en esa mesa  preparaba las clases, y corregía los exámenes del Instituto de Segovia, donde daba clases de francés.

Lo emocionante, es saber que estuvo allí y que yo estaba en esa casa bastantes años después; que estaba pisando el mismo suelo; que había subido y bajado por esas escaleras desgastadas, como él lo habría hecho muchas veces.

Fotos de su boda con Leonor, una niña de 15 años, con la que se casó en Soria,  él mismo cuenta que fue motivo de burla por la diferencia de edad, y que muere de tuberculosis a los pocos años de casarse.

Segovia recuerda a tan ilustre vecino, hay una escultura en la plaza. Se le recuerda como algo desaliñado en el vestir, según sus biógrafos.


Después está Guiomar, por cierto la estación del ave  se llama así, en honor y recuerdo del amor que el poeta compartió con Pilar de Valderrama, una señora culta, casada, que viajo a Segovia por motivos de salud, y se enamoraron. 

Un amor clandestino, que no llegó a nada, según los historiadores, pero que dejó un montón de cartas y poemas escritos, otras se destruyeron por la guerra, o el paso del tiempo. Utilizaba el nombre de Guiomar, para no delatarla.

POR TI LA MAR ENSAYA OLAS Y ESPUMAS,
Y EL IRIS, SOBRE EL MONTE, OTROS COLORES,
Y EL FAISAN DE LA AURORA CANTO Y PLUMAS,
Y EL BÚHO DE MINERVA OJOS MAYORES.
POR TI,¡OH GUIOMAR!...

(Me ha llamado la atención que en Soria no se conserve apenas nada del poeta, ni de Leonor; una ciudad donde vivió, se casó y ejerció como profesor, era catedrático de francés)

jueves, 8 de noviembre de 2012

LUIS PASTOR EN CÁCERES 18 de Mayo

Creo que fue el 18 de Mayo, me invitaron al concierto de Luis Pastor, verlo y escucharlo cantar me hacía una ilusión tremenda, hacía años que lo vi actuar aquí en Cáceres.

El miedo, los miedos siempre están presentes en mi vida: aguantar tanto tiempo sentada, el dolor, la hora... mi molesta compañera, (fibromialgia)

La entrada  fue espectacular, el Gran Teatro  estaba abarrotado de gente, y en lugar de salir en el escenario como es habitual, llegaron desde la puerta de entrada del patio de butacas.

Era la presentación de su nuevo disco: "Qué fue de los cantautores"

Canciones de siempre se mezclaban con otras nuevas. Fue algo mágico. Yo estaba allí de pie cantando, me dolían las manos de aplaudir;  los miedos habían desaparecido.

Un recuerdo a sus raices: Soy..., Saramago, Benedetti "Con tu puedo y mi quiero, vamos juntos compañero...".

De tal palo... Pedro pastor, que sigue los pasos de su padre, y también acompañaba a su padre... y a su madre.

Fue una tarde noche ideal, llena de sensaciones. Aunque ha pasado el tiempo, sigo recordando ese concierto, y como dice Antonio Machado "Me quedo con la emoción de las cosas". 



jueves, 1 de noviembre de 2012

UNA VISITA A SEGOVIA

                          

A finales de verano, fuimos a Segovia a pasar unos días; la catedral estaba muy cerca del hotel donde nos alojamos y decidimos que la primera visita sería para ver esta construcción de estilo gótico. 

A la entrada había una especie de taquilla para sacar los tikets; eran poco mas de las 6 de la tarde, y una de las tres personas que  estaba allí, dos mujeres y un hombre, nos aconsejó que visitáramos en primer lugar el claustro, que era lo que se cerraba primero; así lo hicimos.

Al salir del claustro vimos aquello muy vacío, pero seguimos con la visita; yo tenía una sensación rara, escuchando cerrojos... apenas llevábamos 10 minutos dentro..., y cada vez había menos gente; las mujeres de la entrada se habían ido y sólo quedaba el hombre, que andaba por allí dando vueltas.

Nos habíamos quedado solos... mi estomago empezaba a somatizar una sensación de miedo, contemplando figuras antiquísimas, y empecé a notar frío, un frío que me recorría todo el cuerpo, me asustaba la idea de pasar nuestra primera noche en Segovia encerrados en la catedral.

Escuchamos una voz que nos decía: Señores que cierro.

Bueno, pues nuestra visita se limitó a poco más de 10 minutos... Al salir le dije a esta persona encargada del mantenimiento de la catedral que nadie nos había advertido que aquello había que verlo deprisa y corriendo...(recuerdo que era martes), nos dijo que lo entendía, y que él nos sellaba la entrada para que fuéramos al día siguiente.

Así lo hizo, y al día siguiente, miércoles, volvimos por la mañana; no había nadie para cobrar la entrada, y allí entraba la gente como Pedro por su casa... la catedral estaba llena, nos enteramos de que los  miércoles no cobran, es gratis... 

Por cierto, había un montón de gente con cámaras de fotos, y  pasó un sacerdote, y a lo lejos nos dijo: No se pueden hacer fotoooooos.

Pasamos allí 4 días, 3 noches, y aprovechamos para ver todo lo que pudimos; es una ciudad pequeña, comimos el tipico cochinillo y la sopa castellana.

Me gustó mucho la Academia de Artillería, y dentro de la academia, el Museo de Química, la Casa Museo de Antonio Machado, esto se merece otro post, el famoso Acueducto, el Museo Esteban Vicente, la iglesia de san Juan, que ahora es la Casa  Museo y taller de Daniel Zuloaga; el museo Rodera Robles; me gustó mucho también el Alcazar, y no podía faltar el famoso paseo turístico en el autobús.

Es digno de mención la diferencia de clima, salir de Extremadura, con un tiempo esplendido y llegar a esa ciudad castellana, con unos cuantos grados menos. También el carácter es distinto; la gente es más seria y reservada. La diversidad es enriquecedora.

Seguiré hablando de Segovia. Antonio machado, bien merece otro post.