miércoles, 18 de febrero de 2015

"QUIERO" MARIO BENEDETTI

"Quiero que me oigas, sin juzgarme.
Quiero que opines, sin aconsejarme.
Quiero que confíes en mí, sin exigirme.
Quiero que me ayudes, sin intentar decidir por mí.

Quiero que me cuides, sin anularme.
Quiero que me mires, sin proyectar tus cosas en mí...
Quiero que me abraces, sin asfixiarme.
Quiero que me animes, sin empujarme.

Quiero que me sostengas, sin hacerte cargo de mí.
Quiero que me protejas, sin mentiras
Quiero que te acerques, sin invadirme...
Quiero que conozcas las cosas mías que más te disgusten,que las aceptes, y que no pretendas cambiarlas.

Quiero que sepas que hoy, por lo menos hoy, tú puedes contar conmigo...

Sin condiciones."

viernes, 13 de febrero de 2015

ESTADÍSTICAS DE MI BLOG


Mi blog alcanza y supera las  200.000 visitas. Gracias a todos.

miércoles, 11 de febrero de 2015

MOMENTOS INOLVIDABLES

Entro en mi blog, miro las estadísticas y salgo corriendo, así llevo varios días. Demasiada responsabilidad estar a punto de llegar a las 200.000 visitas, y eso, gracias a vosotros.

Me gustaría hacer la mejor de las entradas, alguien me dijo un día en un comentario que se notaba que ponía el corazón en cada uno de mis post, así es.


Este post quiero que sea a modo de agradecimiento, quiero recorrer momentos inolvidables, recordar viajes, lugares donde me he sentido feliz, donde he vivido experiencias para recordar siempre. Me gusta viajar por España, aunque sean poquitos días; así el agradecimiento es más amplio, aunque no haya llegado a todas las comunidades autónomas, quiero hacer extensivo mi agradecimiento a todos y a todas los y las que pasáis por aquí.


Vivo en Extremadura, en Cáceres, una comunidad bastante castigada por la crisis, se nota el abandono, se notan los recortes y los abusos del partido que nos gobierna, cuando salgo es cómo respirar aire fresco, venir purificada, y con ilusión, algo que aquí hemos perdido mucha gente. 


Como dice Anthony de Mello, sería muy aburrido fijarnos sólo en un instrumento de la orquesta, y no poder admirar la belleza y el sonido de los demás instrumentos. Cada ciudad tiene su encanto.


¡¡Cómo olvidar aquellas primeras vacaciones en la playa con nuestros hijos chiquitos, el cubo, la pala, las risas en el agua, nuestras primeras visitas a Málaga. Esas visitas se repiten cada año, Museos, Centro de Arte contemporáneo, exposiciones. La calle Larios, la feria de día... el arte de los malagueños y malagueñas.


Cómo olvidar nuestra visita a León, la catedral con las impresionantes vidrieras, la casa de los Botines, La Basílica de San Isidóro, el Museo de arte contemporáneo, tantas cosas...


Cómo olvidar Toledo, la ciudad de las tres culturas, perdernos en su judería,San Juan de los Reyes, la catedral, esa parte antigua maravillosa, la casa Museo del Greco (todo mi agradecimiento al personal que me facilitaron la subida al museo) cómo olvidar el jueves Santo en Torrijos, esperando la llegada del tren que nos trajera a Cáceres; ese estofado de ternera y esos boquerones, que ya por la hora y el hambre nos supieron a gloria bendita. 


Cómo olvidar Segovia, la academia de Infantería, que muy amablemente nos enseño el coronel encargado de la biblioteca, cómo olvidar la casa-pensión de Antonio Machado, subir por esas escaleras de madera, gastadas por el tiempo, saber que el maestro había vivido en aquella casa, donde estaba yo. El acueducto,  el Alcázar...el cochinillo.

Caminante no hay camino, se hace camino al andar

Cómo olvidar Córdoba, su Semana Santa, ese olor a azahar en el Alcázar, la impresionante Mezquita, el Cristo de los Faroles, sus patios; la hospitalidad de Antonio y Puri, las berenjenas fritas.

Cómo olvidar Sevilla, el Alcázar, la calle Sierpes abarrotada de gente, el Barrio de Santa Cruz, esas callejuelas tan típicas, la Macarena, las Setas. Cómo olvidar empezar el año en esa ciudad del color, el olor y el calor tan especial. Pasar varios días toda la familia, desayunar juntos, paseos, risas, las uvas en la plaza Nueva. Buscar la esencia de mis padres y mis hermanos que vivieron allí varios años.


Cómo olvidar Zaragoza, impresionante la Basílica, la plaza del pilar, la exposición de Goya, el teatro romano, la fundación del escultor y pintor Gargallo, el rosario de Cristal, y sobre todo la magnifica suit donde nos alojamos en el hotel Catalonia El Pilar


Cómo olvidar Torremolinos, la Carihuela, la playa, el paseo marítimo, la procesión de la Virgen del Carmen. Cómo olvidar esa tierra tan querida por nosotros y que visitamos año tras año!!


Seguiremos viajando y seguiremos buscando momentos para recordar.


Gracias a toda la gente de estas ciudades por su acogida, la diversidad enriquece. Y sobre todo GRACIAS a vosotros y vosotras, a todos los que habéis conseguido que me "asuste" por la cantidad de visitas recibidas en mi blog.


El agradecimiento es la memoria del corazón.